Cómo manejar la sucesión por muerte en una empresa familiar

Reúne a tu familia y hablen sobre el futuro del negocio.


El fallecimiento del fundador, CEO, y fuerza motriz de un negocio familiar dejará a la empresa en una posición difícil. De ahí la importancia de contar con un plan de sucesión, que no sea a corto plazo y que considere a las generaciones futuras.
La realidad es que hacerlo no es fácil ya que puede conducir a conversaciones duras y herir sentimientos. También podría hacer enojar a cada uno de los hijos, hermanos, primos y nietos.

Abordar el tema

Sin importar si eres dueño de una tienda de mamá y papá o de un equipo que emplea a cientos de personas, es importante que hables con tu familia sobre tus deseos y los de ellos. El tamaño de la empresa importa, pero los temas de la discusión son los mismos, ya sea que se trate de una pequeña tienda o de un negocio con múltiples ubicaciones.

#1 Explica la situación

Hablar de dinero no siempre es fácil, pero es importante que todos los involucrados comprendan el valor del negocio y su situación financiera personal. Si, por ejemplo, necesitas vender la compañía para poder permitirse el lujo de jubilarse, ese es un escenario muy diferente que si planeas pasar el negocio a tus hijos como un regalo.

También te puede interesar: Cómo hacer de una pequeña empresa un gran negocio

 

#2 Expresa tus planes

El dueño o dueños del negocio tienen el derecho de decidir lo que le suceda con este. Dicho lo anterior, debes ser considerado con lo que tu familia puede querer. Esto puede incluir dejar que las generaciones más jóvenes compren o dar prioridad a ciertos miembros de la familia (tal vez a los que han trabajado allí) y no a otros.

#3 Escucha todas las opiniones

Es posible que a tu familia no le guste lo que has planeado. Tal vez no quieren hacerse cargo de la empresa y preferirían que la vendieras. No estás obligado a seguir los deseos de nadie más, pero hacer algo como dejar un negocio a personas que no lo quieren es una mala idea.

#4 Ser abierto y hablar con cualquiera que esté molesto

En muchos casos, el negocio queda en gran parte en manos de los hijos que trabajaban en la empresa, mientras que los que no lo hacen adquieren menos acciones. Eso no siempre contará con la aprobación de todos, y muy probablemente será motivo de conflictos durante décadas. Escucha a cualquiera que esté molesto y haz un esfuerzo para explicarles tu plan final.
Estas son conversaciones que deben tener lugar oportunamente y con frecuencia. Tus planes pueden cambiar a medida que las necesidades financieras evolucionan o la dinámica familiar lo hace. Es posible que desees contratar a alguien para facilitar la discusión, y definitivamente necesitas un abogado para formalizar tus deseos en un plan de sucesión adecuado.

También te puede interesar: Secretos que los millonarios enseñan a sus hijos

 

#5 No lo evites

Nunca se sabe cuándo puede pasar algo terrible. Además, hablar y hacer un plan a largo plazo puede cambiar ese plan. Puedes enterarte que uno de tus herederos quiere aprender el negocio, o uno que trabaja allí sueña con hacer otra cosa.
No importa lo que tienes temor de conocer o quién pueda estar molesto, ten la conversación. Las cercas dañadas pueden ser arregladas y las relaciones reparadas mientras estás vivo, pero si lo inesperado sucede, no hay manera de volver atrás.

  • Si no te quieres perder nuestro contenido nuevo dale “Me gusta” a nuestro perfil de Facebook

Un comentario de “Cómo manejar la sucesión por muerte en una empresa familiar

  1. Pingback: ¿Qué le sucede a tus deudas cuando falleces? | Business Tribe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *