7 razones por las que nunca serás millonario

razones por las que no eres millonario

Y útiles consejos para dejar de seguir fuera del club de los millonarios.


La gente rica no suele nacer así. La mayoría se pasa la vida amasando fortunas trabajando duro, gastando poco, ahorrando mucho e invirtiendo sabiamente. Puede sonar como una estrategia simple, pero el hecho de que la gran mayoría de las personas no alcancen el estatus de millonario prueba que es más fácil decirlo que hacerlo.

Son varias las cosas que podrías estar haciendo para mantenerte fuera del club de los millonarios. Pero para cada una hay algo que se puede hacer para cambiar tus hábitos y crear tu propio fondo de reserva de siete cifras.

Elegir la profesión equivocada

Por supuesto, puedes tener mucho éxito en cualquier trabajo, siempre y cuando trabajes duro y comiences a ahorrar temprano. Pero un ingreso más alto ciertamente puede hacer más fácil ahorrar más, más rápido. Según estudios, muchas personas adineradas trabajan hoy en día en los sectores de la tecnología, la ingeniería y la medicina, campos que están bien representados en nuestra lista de los mejores trabajos para el futuro. Con el tiempo suficiente y el enfoque de ahorro adecuado, puedes construir una fortuna incluso con un salario pequeño.

Qué puedes hacer al respecto: Si todavía estás en la escuela, estudiar en un campo prometedor puede ponerte en el camino hacia una carrera lucrativa y ayudarte a convertirte en millonario. Pero recuerda: te será más fácil trabajar duro el resto de tu vida si tienes un interés legítimo en la profesión que has elegido. Si has pasado tus días universitarios, todavía puedes aprender algunas habilidades para avanzar en tu carrera.

Dejar de invertir en uno mismo

Tu educación no termina cuando terminas la escuela. En un mundo que siempre está cambiando, necesitas perfeccionar continuamente tus habilidades. Tomarse el tiempo para mantener tu conjunto de habilidades y conocimientos actualizados te hace más valioso para tus colegas, clientes, empleador actual y futuros empleadores. Como bien dijo Benjamín Franklin: “Una inversión en conocimiento siempre paga el mejor interés”.

Qué puedes hacer al respecto: Averigua lo que quieres aprender y cómo puedes hacer avanzar tu carrera. Si crees que aprender un idioma extranjero puede ayudarte en tu trabajo, intenta el autoaprendizaje. ¿Le daría un impulso a tu carrera si aumentaras tus conocimientos técnicos? Intenta aprender a codificar o hacer algo de programación básica de computación en línea a través de algunos de los cursos disponibles en internet. Y no te olvides de simplemente aprender en el trabajo buscando proyectos desafiantes y haciendo preguntas a tus compañeros y superiores.

Incluso podrías volver a la escuela, ya sea de tiempo completo o por las tardes, aunque asegúrate de considerar si un título avanzado vale la pena.

También te puede interesar: 10 secretos que un millonario jamás divulgaría

 

Tienes miedo de tomar riesgos

Es fácil conformarse con permanecer en tu zona de confort financieramente, con cuentas de ahorro de bajo riesgo, pero de bajo rendimiento, y pagarés que nunca te harán rico. Un respeto saludable por el riesgo es bueno, cuando se trata de preservar tu riqueza, pero una aversión total al riesgo puede obstaculizar tu capacidad de construir riqueza.

Pero etiquetar a los ricos como tomadores de riesgo indiscriminados que apuestan sus ahorros en casinos y bitcoin sería inexacto. En realidad, estudios revelan que el 4% de los inversores de alto patrimonio neto describen su perfil de riesgo como muy conservador, el 14% como conservador y el 43% como moderado. En el otro extremo del espectro, el 33% describe su perfil de riesgo como agresivo, y sólo el 7% como muy agresivo.

Qué puedes hacer al respecto: Mucho se reduce a tomar riesgos bien informados. Los millonarios superan el miedo con el conocimiento. Casi nueve de cada diez personas adineradas tienen un asesor financiero para ayudar a evaluar y cubrir el riesgo, no sólo con las estrategias de inversión, sino también con la planificación fiscal, la planificación patrimonial y la presupuestación.

No ahorras lo suficiente

no ahorrar lo suficiente evitará que seas millonario

Si no ahorras dinero, nunca vas a ser rico. Es difícil eludir ese principio obvio (pero a menudo ignorado). Aunque ganes siete cifras, si lo gastas todo, sigues ganando cero.

Qué puedes hacer al respecto: Comienza a ahorrar lo antes posible. Cuanto antes empieces a poner tu dinero a trabajar, menos tendrás que ahorrar.

¿Cómo puedes empezar a ahorrar? Primero, necesitas un presupuesto Distribuye todos sus gastos para ver a dónde va tu dinero. Entonces, puedes averiguar dónde puedes recortar costos y ahorrar. Cualquier cosa que puedas reunir es un buen comienzo. Y cuando recibas un bono o dinero extra, por ejemplo, después de vender algunas pertenencias o recibir un generoso regalo de cumpleaños, añádelo a tus ahorros antes de que tengas tiempo de pensar en cómo gastarlo.

Vives más allá de tus posibilidades

Gastar más de lo que ganas puede ponerte en un peligroso agujero de deudas.

Qué puedes hacer al respecto: Una vez más, necesitas tener un presupuesto para asegurarte de que tienes más dinero entrando que saliendo. Con la disponibilidad de crédito, es fácil caer en el pensamiento de que puedes permitirte más de lo que realmente puedes. Bien dicen que la mayor barrera para hacerse rico es vivir como si fueras rico antes de serlo.

También te puede interesar: Habilidades que los millonarios tienen en común

 

Te estás ahogando en deudas

Las deudas pueden ser un peligro para tu bienestar financiero. Si estás tomando préstamos y acumulando saldos en tarjetas de crédito de alto interés, no tendrás la oportunidad de ahorrar mucho dinero.

Pero no todas las deudas son malas. Pedir prestado para ir a la escuela, para obtener capacitación profesional o para iniciar tu propio negocio puede ayudar a impulsar tu carrera y tu potencial de ingresos a largo plazo. El truco, por supuesto, es pedir prestado sabiamente, a tasas bajas y para propósitos que prometan un buen retorno de la inversión.

Qué puedes hacer al respecto: Si ya tienes algunos problemas de deudas, asegúrate de elaborar un plan de pago. Una estrategia es pagar primero la deuda con la tasa de interés más alta. Cuanto antes la elimines, más ahorrarás en intereses. Otra estrategia es pagar primero la deuda más pequeña, independientemente de la tasa de interés, para darte un impulso psicológico y alentarte a seguir eliminando la deuda.

Descuidas tu salud

Necesitas trabajar para ganar dinero, y necesitas estar saludable para poder trabajar. Los ricos lo entienden, y el 98% de los millonarios consideran que la buena salud es su activo personal más importante.

Qué puedes hacer al respecto: Cuídate y házlo sin gastar mucho. Aprovecha los programas de bienestar gratuitos ofrecidos por tu empleador, así como los servicios gratuitos de atención preventiva, como exámenes de presión arterial, mamografías para mujeres mayores de 40 años y vacunas de rutina para niños. También trata de dejar cualquier mal hábito de salud, como fumar o beber en exceso, que pueda costarte caro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *