6 maneras en que el vivir solo afecta tu salud

vivir solo afecta tu salud

Si eres de los que prefieren la soledad y tener su propio espacio, te invitamos a conocer estas 6 maneras en que el vivir solo afecta tu salud.


 

A algunas personas les encanta vivir con otras. Les gusta tener familia o compañeros de cuarto, y una casa ocupada por más de un individuo. Otras personas prefieren su propio espacio, y tal vez éste sea tu caso. Te gusta la soledad. Te encanta la libertad. Pero vivir de esta manera puede tanto beneficiar como perjudicar tu salud.

Es más fácil crear hábitos saludables

vivir solo ayuda a tener hábitos saludables

Sin nadie más con quien compartir el espacio, hay menos distracciones y excusas que te impidan entrar en rutinas más saludables. Si decide comer más sano, es difícil seguir ese régimen cuando alguien en la casa está comiendo donas y papas fritas. O si tienes una pareja que no quiere hacer ejercicio contigo, puede ser difícil encontrar el tiempo para ir a una sesión de gimnasio por tu cuenta. Vivir solo te da la libertad de hacer ejercicio en tu propio horario, y abastecer tu refrigerador con nada más que alimentos frescos y no procesados.

Duermes mejor

Si estás durmiendo al lado de alguien en la misma cama, tus noches no serán tan tranquilas como si estuvieras durmiendo solo. La otra persona se moverá, hará ruidos y, en última instancia, invadirá tu espacio. Aunque no sientas que te estás despertando, tu cuerpo y tu mente pueden estar recibiendo constantemente estímulos que te impiden entrar en la parte más importante del ciclo del sueño: el sueño profundo. Esta etapa (tres en una serie de cuatro) ocurre justo antes de que el Movimiento Ocular Rápido (MOR) termine, con tu actividad cerebral y corporal cayendo al punto más bajo, y la sangre siendo redirigida del cerebro a los músculos. Si nunca llegas a esta etapa debido a las constantes interrupciones, no te sentirás tan descansado cuando te despiertes.

Incluso si no estás compartiendo una cama con tu compañero de casa, tu sueño todavía puede ser perturbado. Los compañeros de cuarto ruidosos también pueden robarte un sueño precioso, lo que puede llevar a una menor productividad en el trabajo, aumento del estrés y malos hábitos alimenticios.

También te puede interesar: 7 malas decisiones que tomas en el trabajo sin darte cuenta

 

Puedes ser tú mismo

Cualquiera que haya vivido con compañeros de cuarto sabe que es difícil ser completamente tú mismo. Diferentes opiniones de todo tipo, desde la política y la comida, hasta el cine y la música, significa que los acuerdos son indispensable. En un matrimonio u otra situación de convivencia, es más o menos lo mismo. Ambos tienen que hacer convenios para evitar que la otra persona se moleste.

Pero cuando vives solo, se acabaron los desacuerdos. ¿Quieres decorar la sala para que se parezca al set de “Star Wars”? Adelante. ¿Deseas pisos de madera en todas partes? Hazlo. ¿Quieres reemplazar el sofá con un montón de sacos de frijoles gigantes? Tú decides.

Este tipo de libertad es increíblemente benéfica para tu salud mental. No hay estrés en mantener a alguien feliz. Y menos estrés conduce a una mejor salud general.

No estás tan seguro

vivir solo afecta tu seguridad

Hay muchas maneras en las que vivir solo puede afectar tu seguridad. Cuando estás enfermo, no hay nadie que te cuide o que vigile tu bienestar. Es posible que ni siquiera tengas la capacidad de llamar a alguien para pedir ayuda, especialmente si te caes o tienes un problema médico grave. Y cuando estés solo, también tendrás que defenderte solo de los intrusos. Por esta razón, se recomienda que cualquier persona que viva sola tome medidas adicionales para garantizar su seguridad. Las cerraduras fuertes, las luces de detección de movimiento y un sistema de alarma pueden ayudar a proporcionar un poco más de tranquilidad.

También te puede interesar: Actividades que las personas sin éxito hacen los fines de semana

Puedes sentirte aislado hasta el punto de deprimirte

Al principio, la idea de vivir solo puede ser gloriosa. No hay más reglas que las tuyas. No existe ruido de nadie más. No tienes que limpiar el desorden de otros. Pero entonces puede caerte un balde de agua fría; solo estás tú. No hay nadie con quien hablar de tu día. Nadie con quien ver la tele. Nadie para quien cocinar, y disfrutar de una comida. Y para algunos, esta situación puede llevar a sentimientos de soledad.

Los estudios han relacionado la soledad con la baja autoestima, la depresión, la presión arterial alta y el aumento del riesgo de demencia en años posteriores. Los seres humanos son naturalmente criaturas sociales, y necesitamos cierta interacción para sentirnos equilibrados. Sin ella, la vida puede empezar a parecer sombría.

Tienes que hacer todo por ti mismo

¿Necesitas ayuda para traer la despensa? Estás solo. ¿Necesitas una mano para limpiar la entrada? Estás solo. ¿Necesitas a alguien que sostenga la escalera? Estás solo. Y sigue adelante. Vivir solo significa que tienes que confiar en ti mismo para casi todo. Claro, puedes preguntarle a un amigo o vecino de vez en cuando, pero ciertamente no puedes abusar de ese privilegio. También podrías pagar para que alguien más haga todos tus mandados, arreglos y tareas domésticas, pero pocos tienen el dinero para pagar algo así. Eso puede causar estrés físico y causar estragos en tu cuerpo. Desde el trabajo agotador en el jardín, hasta pintar, levantar, mover muebles y limpiar, tu salud puede recibir una paliza cuando tú lo haces todo.

 

  • Si no te quieres perder nuestro contenido nuevo dale “Me gusta” a nuestro perfil de Facebook

Un comentario de “6 maneras en que el vivir solo afecta tu salud

  1. Pingback: Hábitos sencillos que hacen que seas una persona agradable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *