5 gastos que cuidar en tu PyME

Pon atención a tus gastos, no vaya a ser que no reconozcas varios.


Los propietarios de pequeñas empresas básicamente se pueden considerar superhéroes: prácticamente lo hacen todo y tienen que aprender a hacer todos los roles dentro de su negocio. Incluso si es solo al principio, antes de que comiencen a delegar la mayoría de las funciones, deben ser como una navaja suiza, un multiusos.

Uno de los roles a los que muchos emprendedores a menudo se resisten a meterse o al menos generalmente no les apasiona mucho es el financiamiento de su empresa. Dentro de la función financiera de cada pequeño negocio, alguien debe monitorear de cerca los gastos para asegurarse de que se mantengan los mayores ingresos posibles.

Mantener una estrecha vigilancia sobre los gastos no suele ser el aspecto más divertido de administrar una empresa. Pero independientemente de si es un empresario en solitario o si tiene un equipo que lo ayude a controlar los costos, hay cinco gastos en pequeñas empresas a los que se debe prestar suma atención.

 

1. Suscripciones y gastos recurrentes

Muchas de las grandes compañías y servicios nos obligan a comprometernos con gastos recurrentes: nuestro software de contabilidad, proveedores de correo electrónico y otras herramientas de marketing que a menudo se basan en suscripciones. En muchas ocasiones, estos gastos se olvidan pronto y simplemente se ejecutan de forma automática sin agregar valor dentro de la empresa.

Ingresa a tu reporte de gastos o al estado de cuenta de tu tarjeta de crédito y echa un vistazo a todo lo que estás pagando. Podría haber una segunda cuenta de Amazon que no sabías que se había registrado o una aplicación de marketing que tu equipo dejó de usar hace mucho tiempo.

 

2. Marketing

El marketing es un gasto necesario y muy importante para la mayoría de las empresas. Dicho esto, asegúrate de elegir un presupuesto y ten un miembro del equipo que supervise estrechamente los gastos que se hacen en este aspecto, así como que evalúe de manera sistemática qué tipo de tácticas obtienen los mejores resultados.

 

3. Oficina

Tener tu propia oficina puede ser uno de los máximos momentos en donde sientes la sensación de que realmente lo has logrado. Sin embargo, dependiendo de la ciudad, los metros cuadrados rentados o comprados y el modelo de negocio de tu empresa, tener una oficina puede ser un gasto enorme que puede no ser necesario.

Si no tienes clientes que lleguen rutinariamente a tu espacio físico, considera la posibilidad de permitir que algunos compañeros del equipo trabajen de forma remota para no ocupar tanto lugar.

 

4. Tarifas e intereses

Las tarifas a menudo se descuentan porque a menudo son cantidades muy pequeñas y cress que no puedes salir de ellas. Intenta negociar con tu banco sobre las tarifas que te estén cobrando. Además, asegúrate de pagar tus tarjetas de crédito a tiempo para no sufrir ningún gasto innecesario por intereses.

Recuerda que las tarjetas de crédito son para personas realmente inteligentes y personas realmente tontas. Las personas inteligentes siempre pagan sus cargos a tiempo y acumulan muchos puntos, mientras que los otros simplemente acumulan cargos y deudas.

 

5. Equipo de trabajo

Invertir en las personas adecuadas para hacer crecer tu negocio es una de las mejores maneras de avanzar rápidamente hacia los objetivos comerciales. Procura no contratar a más personas de las que puedes pagar, en lugar del enfoque de contratar personas para crecer.

Una estrategia aquí es tener una métrica alrededor de la productividad para asegurar que el equipo de trabajo está aumentando la productividad antes de expandir el número de tus empleados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *