5 errores financieros que se deben evitar

Cualquiera comete errores; aprender de ellos es lo que cuenta, los siguientes consejos ayudarán a no cometer estos errores


Ya sea viviendo al día o ahorrando, se puede caer en equivocaciones al tomar decisiones sobre el dinero.  Los cargos extras o la mala comunicación en torno a las finanzas son causales de tirar el dinero, tener los siguientes consejos a la mano facilitará su correcto manejo y te ayudarán a evitar los errores financieros más comunes.

1. “Vivo dentro de mis posibilidades. Si me queda algo después de pagar mis facturas, lo pongo en mi cuenta de ahorros”.

No planificar es fallar. Una de las mejores maneras de alcanzar metas financieras es desarrollando una estrategia. Tener un plan a seguir aumenta las posibilidades de hacer rendir los ingresos.

2. “Mi jubilación está muy lejos, no necesito planearlo ahora. Tengo más tiempo para planearlo”.

Un buen retiro no debería ser un sueño imposible. Se debe planificar para el futuro, dado que nunca es demasiado pronto para comenzar a ahorrar e invertir. De hecho, cuanto más se tarde en empezar a ahorrar para la jubilación, menos dinero se conseguirá.

3. “Tengo algunas inversiones, pero el seguro de vida es muy caro, no lo puedo pagar”.

83% de los consumidores en México aseguran que no compran seguros de vida porque les parece demasiado costoso. Sin embargo, comparado con el valor real de estos, las estimaciones tienden a exagerar y, por lo general, son tres veces mayores.


Leer también: 17 tips para empezar a ahorrar dinero


 

4. “La única manera de ganar dinero es comprando y vendiendo acciones con frecuencia”.

Se cree que al estar en constante búsqueda de las mejores inversiones, se puede afectar el éxito. A través de la historia se ha demostrado que las decisiones sobre comprar y vender puede afectar significativamente los resultados.

5. “Tengo tarjeta de crédito, por lo tanto, no necesito un fondo de emergencia”.

Contar con un fondo de ahorro para emergencias es sumamente importante. Las tarjetas de crédito no deberían considerarse un plan B ya que si no se pudieran pagar se generaría un alto interés y dañaría el puntaje de crédito. O peor aún, se arriesga a que el límite de crédito no sea suficiente para cubrir la emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *