5 consejos de dinero para padres primerizos

Ahorra dinero en el cuidado de tu bebé y reduce el estrés con estos tips.


Si bien tener un bebé es uno de los momentos más emocionantes de tu vida, también es uno de los más aterradores. Una de las mayores preocupaciones de los nuevos padres es cómo pueden permitirse el lujo de tener un bebé. Los pañales, la leche, la cuna, la ropa y otras necesidades son caras y muchos de los padres primerizos no saben si podrán cubrir sus gastos actuales y los que implican la llegada de un hijo.

Afortunadamente, con unos cuantos consejos fáciles tú puedes ahorrar mucho dinero en el cuidado de tu bebé, reduciendo el estrés y dejándote más tiempo para disfrutar de tu creciente familia. Sigue leyendo para descubrir 5 excelentes consejos para los nuevos padres.

Comprar artículos de bebé usados

No hay ninguna regla que diga que tu hijo necesita una silla alta nueva o un andador nuevo. Mientras que hagas tu investigación y revises los artículos que fueron retirados del mercado no hay nada malo con comprar artículos usados para el bebé.
La excepción debería ser el asiento de seguridad. Los asientos de seguridad caducados son peligrosos y deben evitarse.

Normalmente, un asiento de seguridad infantil expira 5 años después de la fecha de fabricación, la cual debe estar impresa en algún lugar de la parte plástica del asiento. Además, si el asiento ha estado alguna vez en un accidente, nunca debes usarlo. Un buen consejo es comprar un asiento de seguridad nuevo y ahorrar comprando otros artículos usados.

También te puede interesar: Secretos que los millonarios enseñan a sus hijos

 

Usar la regla de las 24 horas

Entendemos que cada padre piensa que su bebé es único y la criaturita más adorable de todos los tiempos. Pero, ¿no crees que gastar 800 pesos en un suéter de cachemir es demasiado ya que tu bebé probablemente lo usará un par de veces antes de que se vuelva demasiado pequeño para él? Por lo tanto, uno de los principales trucos de finanzas personales para los padres primerizos es esperar 24 horas antes de comprar los artículos que has añadido a tu carrito. Dentro de este tiempo tu cerebro tendrá la oportunidad de definir lo que tú necesitas vs. lo que tú quieres comprar.  Si aún así consideras que ese artículo es una compra lógica y económica, adelante.

Las reglas de presupuesto

Por supuesto, tus gastos aumentarán cuando llegue el miembro más nuevo de tu familia. Sin embargo, todavía se aplican los principios básicos del presupuesto. Si eres nuevo en el presupuesto para padres, te recomendamos dividir tus ingresos en tres categorías:

  • El 50% de tus ingresos se destina a las cuentas del hogar, pagos de préstamos y gastos principales de cuidado de niños.
  • El 30% se destina a grandes compras y otras necesidades.
  • El 20% se destina a ahorros y/o pagos con tarjeta de crédito.

Una calculadora de presupuesto especial en línea puede servir como herramienta para que los padres ahorren dinero y te ayude a entender la idea de tus gastos y ahorros. Está bien si no puedes dividir tu presupuesto en estas tres partes a la vez. La idea es hacer un seguimiento de tus finanzas y reducir tus gastos.

Compra cosas neutras en cuanto al género

ahorrar dinero con la llegada del bebé
Escoge ropa y otros artículos de género neutro para que puedas guardar esas cosas para tus futuros hijos. Este sencillo tip te ahorrará finalmente toneladas de dinero. Esta estrategia para comprar artículos de colores neutros se puede aplicar a la ropa, asientos de coche, cochecitos y sillas altas.

También te puede interesar: 5 reglas de oro sobre finanzas personales

 

Piensa en el futuro de tu hijo

El último consejo, pero no menos importante, para los padres primerizos es empezar a pensar en el futuro de tus hijos cuando aún son pequeños. Muchos expertos financieros sugieren un plan de ahorro para la universidad. Simplemente puedes abrir una cuenta bancaria para tu hijo y controlarás todo el dinero hasta que crezca y vaya a la universidad. Si sucede que tu hijo tiene la fortuna de obtener una beca, puedes usar este dinero para algún gasto o deuda grande o ayudar a otro niño.

Tener un bebé no tiene por qué ser un gran gasto. Una planificación y un presupuesto cuidadosos te ayudarán a obtener todo lo que necesitas sin vaciar tu cuenta bancaria. Reducir los costos puede ayudar a reducir el estrés de los nuevos padres, lo que conduce a un mejor período de adaptación cuando llega el bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *